Previous
Next

FENILALANINA: tengamos cuidado con ella

Es importante saber que no es el diablo, porque está presente en muchos productos naturales, pero si debemos tener en cuenta que no es lo mejor para endulzar. Conozcámosla un poco mejor.

FENILALANINA: tengamos cuidado con ella

¿Qué es la Fenilalanina?

La fenilalanina es un aminoácido esencial y, por tanto, el organismo no lo puede sintetizar y debe ser aportado a través de la dieta. La fenilalanina es precursora de la tirosina, un aminoácido que interviene en la producción de neurohormonas como la noradrenalina, tiramina, dopamina, epinefrina, colecistocinina, etc, entre otras muchas funciones.

FENILALANINA: tengamos cuidado con ella

Funciones de la Fenilalanina

Una de las funciones destacables de la Fenilalanina, por tanto, es mantener activo nuestro cerebro, promoviendo el correcto funcionamiento de los neurotransmisores y de las funciones cognitivas (memoria, concentración, aprendizaje). También es útil para mantener un nivel elevado de endorfinas en nuestro organismo, favoreciendo el buen estado anímico y ayudando a prevenir los síntomas depresivos.

Por otro lado, la Fenilalanina y la Tirosina son esenciales para la producción de tiroxina, una hormona que regula la glándula tiroides, la cual regula multitud de funciones vitales para el organismo. Además, la Fenilalanina, regula el control del apetito, mediante la secreción de colecistocinina, una hormona producida en el intestino delgado, específicamente en el duodeno y el yeyuno, que actúa como un supresor del apetito. Interviene, pues, en el efecto saciante tras la ingesta de alimentos.

FENILALANINA: tengamos cuidado con ella

La Fenilalanina es un elemento esencial en la formación del colágeno, parte estructural de nuestra piel, huesos y articulaciones y ayuda a conseguir un tejido conectivo saludable. Es útil, por tanto, para prevenir problemas cutáneos (manchas) y uñas y cabello quebradizos.

Los alimentos más ricos en este aminoácido son los lácteos, carnes y pescados. También se encuentra en alimentos de origen vegetal como los espárragos, garbanzos, lentejas, cacahuetes, soja, almendras, etc.

FENILALANINA: tengamos cuidado con ella

No es el mejor edulcorante

La fenilalanina, debido a su anillo aromático no es edulcorante por sí mismo, es parte de la composición del aspartamo, un edulcorante artificial que se encuentra en alimentos dietéticos y es muy habitual en bebidas refrescantes, colas, chicles, mermeladas, galletas, etc.

La Fenilcetonuria es una enfermedad genética que se debe a la carencia de la enzima la Fenilalanina y por lo tanto estos pacientes no la deben ingerir. La Fenilcetonuria afecta gravemente al cerebro durante el crecimiento y el desarrollo.

Debido a la Fenilcetonuria, normalmente los productos que contienen aspartamo llevan una advertencia en el etiquetado sobre la presencia de Fenilalanina.

FENILALANINA: tengamos cuidado con ella

Tampoco se recomienda tomar en pacientes hipertensos o con antecedentes de hipertensión ya que la fenilalanina, por estimulación de epinefrina y norepinefrina, podría elevar la tensión arterial. Tampoco se recomienda tomar durante el embarazo.

Te recomendamos tomar fenilalanina a través de fuentes naturales y alimentos que lo contengan de manera natural como son:

  • Origen animal: Leche y derivados (el queso es muy rico en fenilalanina), carne, pescado, huevos.
  • Origen vegetal: Legumbres, cereales, frutos secos, principalmente.

FENILALANINA: tengamos cuidado con ella

Nuestra recomendación es evitar al máximo el uso de edulcorantes artificiales (aspartamo) que contienen fenilalanina sintética como parte de la composición de los mismos.

Otra fuente de fenilalanina sintética son los suplementos de proteína de gimnasio.

Si padeces de Fenilcetonuria, en caso de comprar alimentos con lista de ingredientes, te recomendamos leer el etiquetado. Si deseas un edulcorante natural puedes optar por Sucralín para endulzar tus alimentos y beneficiarte de sus nutrientes saludables. Y tendrás una digestión bien regulada, para siempre.

FENILALANINA: tengamos cuidado con ella

Comer de manera variada y seguir una dieta en la que abunden los alimentos frescos, sin lista de ingredientes y de temporada es la mejor manera de cubrir con las necesidades de nutrientes del organismo.

SUCRALÍN: nuevo partner global en Romero Premium Networking