Previous
Next

Que la presión no nos prive del disfrute

 

Encaramos el año 2019 con la intención de hacer lo que más nos gusta. Disfrutar en torno a la comida, en torno a todo lo que supone el hecho gastronómico. La experiencia, compartir, conocer, llevar la cocina donde nadie la ha llevado antes. Y, sin que sirva de precedente, vamos a ejercer también un poco la autocrítica. ¿Realmente disfrutamos de la cocina? Naturalmente, desde este espacio solemos dar indicaciones sobre tendencias, nuevos gustos, revelaciones, etc. Pero, la verdad, cuántas de estas indicaciones nos constriñen y nos tienen en vilo respecto a lo que se debe o no se debe comer.

 

 

Cada año, cada temporada, aparecen tendencias nuevas, combinaciones, sugerencias, influencers que nos dicen lo que es y lo que no debe ser, lo que los críticos de las revistas prestigiosas han adivinado como lo más de lo más, aquello que los grandes productores del sector han investigado y testado como lo que tiene que ser y lo que será.

 

Vivimos, como consumidores, como gourmets, como simples mortales a los que les gusta comer, sujetos a un sinfín de recomendaciones, imposiciones, modas, tendencias, fobias, recetas improbables, preparaciones de platos que ora son simples y ahora son complicadas, descubrimiento de la cocina de tal rincón del mundo, de aquella planta que es lo más beneficioso que jamás pudimos encontrar. Todo ello nos hace siempre estar al albur de los acontecimientos, dejarse guiar más de la cuenta, quizás nos hace estar a la última pero… ¿quién quiere comer sin criterio propio?

 

Naturalmente, no estamos hablando de mandarlo todo al garete y saltarnos las recomendaciones básicas y saludables. Estamos hablando de encontrar nuestro propio camino gastronómico, sabiendo y conociendo lo que hay de bueno en las diferentes tendencias, pero sin considerar que tenemos que sufrir un vía crucis en el que parezca que estamos sometidos a la moda. La experiencia gastronómica, beber, comer, se basa en el disfrute, en la combinación de elementos que no solo nos alimenten, sino que nos aporten algo más.

Este año, intentemos ser más nosotros y quizás, así, entendamos más lo que hay de bueno en otras maneras de ver la cocina. Sin presión.

 

Xavier Lahuerta, lidera en España el concepto Gastronomy Ambassador, que además de ser un chef de reconocido prestigio, crea, implementa y ejecuta estrategias de internacionalización de productos gastronómicos españoles ene l mundo y asesora a productos internacionales en su distribución en España.

Además de ofrecer experiencias gastronómicas únicas y showcookings en España y a nivel internacional, algunos de ellos muy exclusivos.